Retoques estéticos para el rostro, la micropigmentación

Micropigmentación

La micropigmentación surge dentro del ámbito de las técnicas estéticas como una alternativa más para destacar la belleza de los rasgos faciales, sobre todo de las cejas, los ojos y los labios. En líneas generales, se podría decir que el objetivo buscado por este tratamiento se fundamenta en una doble “c” que combina a la perfección para lograr los resultados deseados: colorear y contornear.

Micropigmentación

La Trabaja Micropigmentación sobre los rasgos faciales, sobre todo las cejas, los labios y los ojos

Porque lo que persigue es aportar color y dar forma a las facciones del rostro para mejorar ciertos matices que incrementen su esplendor. ¿Y cómo lo consigue? Mediante la introducción de pigmentos en la piel de las zonas anteriormente señaladas para eliminar o corregir ligeras imperfecciones o, simplemente, realzar el encanto facial. La micropigmentación también se podría denominar como maquillaje semipermanente debido a que cumple unas funciones similares al maquillaje convencional y tras su aplicación el efecto dura varios meses, incluso años.

Micropigmentación

Beneficios

Uno de los principales motivos por los que se acude a la micropigmentación es por su poder rejuvenecedor. Y es que la luminosidad y la tersura que se alcanzan con este procedimiento estético quita algunos años de encima. Asimismo, ahora que se acerca el verano y entre las altas temperaturas, la playa, los chapuzones y las actividades estivales resulta algo incómodo estar siempre pendientes del maquillaje, la micropigmentación posibilita mostrar un aspecto brillante, radiante y cuidado durante todo el día, sin necesidad de demasiados retoques.

Micropigmentación

La Micropigmentación se basa en la introducción de pigmentos sobre la piel para embellecerla y una de sus principales ventajas es que corrige determinadas imperfecciones

En este sentido, también permite ahorrar dinero -el que se invierte en la compra de productos cosméticos- y tiempo -el empleado para maquillarse-, por lo que se gana en rapidez y comodidad a la hora de arreglarse para cualquier ocasión. Otra de las razones por las que apostar por este tratamiento estético es para corregir algunas de las imperfecciones más comunes como cicatrices o asimetrías.

Por otra parte, cada rasgo facial encuentra diferentes bondades en el maquillaje semipermanente, aunque esto depende mucho de lo que se busque. Aún así, existen algunas generalidades: por ejemplo, cuando se aplica en los labios se pretende darles color y volumen; en el caso de las cejas se centra en otorgarles una forma que a veces cuesta cuando el maquillaje se realiza en casa, mientras que en los ojos se intenta contornear y difuminar alguna arruga.

MicropigmentaciónAlgunas consideraciones

Cabe destacar algunos detalles sobre la micropigmentación: 

Resulta muy importante informarse bien antes de someterse a un tratamiento de este tipo. En los centros de estética correspondientes los expertos responderán todas las dudas de los posibles pacientes. 

La duración del tratamiento suele estar entre uno y cinco años, aunque depende del tipo de piel, el pigmento escogido, los cuidados que realizados, etc.

Antes de aplicar la técnica, el especialista enseña el diseño al paciente para que vea lo que se va a encontrar. Entre los dos deben llegar a un acuerdo para concretar lo máximo posible lo que se busca y que el resultado sea el esperado. 

En casi todos los casos se requiere hacer algunos retoques tras pasar unas semanas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.