El estilo de vida danés que se basa en el placer de lo simple

Hygge

La felicidad. Ese estado de bienestar pleno en los ámbitos físico y mental que buscamos en cada minuto de nuestra existencia. Consciente o inconscientemente. Todo lo que hacemos tiene como fin último la felicidad. Tanta es la insistencia -la exterioricemos o no- con la que perseguimos esa meta que muchas veces no nos detenemos ni un milésima de segundo para determinar si nos hallamos en el camino correcto. La omnipresencia de las nuevas tecnologías, la instantaneidad de las redes sociales, el estrés de la rutina o las preocupaciones cotidianas nos confunden y apresuran a la hora de dar con la fórmula de la felicidad, que en ocasiones nos parece una quimera. Una utopía. Un cuento de hadas.

Hygge Dinamarca

Dinamarca es el segundo país más feliz del mundo en 2017 según la ONU

En ese contexto, Dinamarca, el segundo país más feliz del planeta (solo superado por Noruega) según el informe anual publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2017 en relación a este aspecto, parece que ha encontrado la receta mágica. Y la exporta sin problema. Tiene que ver con un estilo de vida denominado “hygge” que vale para alcanzar la felicidad. O por lo menos a los daneses les da resultado.

Hygge

¿Qué es?

El “hygge”, más que un término que se pueda traducir de manera literal al español, se refiere a un concepto. A una manera de percibir las cosas. A una forma de vivir. Su campo semántico acoge palabras que alimentan a las sensaciones más positivas como sosiego, seguridad, calidez, comodidad o familiar. La esencia del “hygge” se sustenta en el hecho de que la felicidad se sitúa más cerca de lo que creemos, en eso que llamamos “las pequeñas cosas”: leer un libro en un plácido parque, mantener una amena conversación con la familia y los amigos en el salón de casa, escuchar nuestra música preferida en la playa frente al mar… Solo o acompañado, ambas opciones son válidas. Eso sí, siempre dentro de un ambiente relajado, acogedor y reconfortante.

Conlleva disfrutar de los momentos que dedicamos a nosotros mismos

Se trata de disfrutar y prestar la suficiente atención a los momentos que dedicamos a nosotros mismos y a las personas más cercanas. Algo así como “desconectar en un mundo hiperconectado”. Una tarea que nos cuesta cumplir, aunque es más sencillo de lo que aparenta. Por ejemplo, basta con no tocar el móvil cuando se está en una cena con unos amigos o con olvidarse de los quehaceres laborales al llegar a casa.

Tiene mucho que ver con la realización de actividades dentro del hogar

 

Otra de las características del “hygge” conlleva hacer muchos planes dentro del hogar, una circunstancia que los daneses llevan en su propia idiosincrasia debido a los fríos inviernos de su país y a las pocas horas de sol durante esa estación (de hecho, el clima gélido y la necesidad de pasar mucho tiempo en espacios interiores se tienen como causas de la aparición del “hygge”), pero que no casa con la personalidad de los españoles, más acostumbrados a realizar vida social lejos de las paredes de sus casas. Sin embargo, quienes confían en el estilo de vida “hygge” defienden la idea de que hay tiempo para todo, tanto para tomar unos refrescos con unos amigos en un bullicioso bar del centro de la ciudad como para dar un paseo solitario en bicicleta por una avenida marítima.

Hygge

Libros

Resulta más propicio que el estilo de vida “hygge” surja por nosotros mismos, casi sin darnos cuenta. Sin embargo, por si necesitamos un pequeño empujón o simplemente deseamos profundizar en el concepto, existen numerosos libros al respecto. Uno de los más recomendables es el titulado “Hygge: la felicidad en las pequeñas cosas”, cuyo autor es Meik Wiking, director del Instituto de Investigación de la Felicidad, ubicado en la capital de Dinamarca, Copenhague… ¿Dónde si no?

Actividades “hygge”

El siguiente conjunto de actividades que se engloban dentro de la esfera “hygge” demuestran que muchos ratos de felicidad se consiguen con muy poco:

HyggeLeer un libro que nos apasione acostados en el sofá dentro de una atmósfera tranquila, sin distracciones ni ruidos. La lectura en la playa o el parque, siempre en un entorno sosegado, también es válida.

HyggeDarse un baño con espuma mientras tomamos un delicioso té y escuchamos la música que nos guste, pero con un volumen muy moderado.

HyggePreparar unos platos exquisitos e invitar a nuestra pareja a una cena en el hogar bajo una agradable y tenue iluminación.

HyggeReunir a unos cuantos amigos en el salón de casa, sacar unos aperitivos, sentarse a jugar a las cartas y recordar divertidas anécdotas.

HyggeDecora tu hogar al estilo danés para crear un ambiente “hygge”: muebles de madera, lámparas con una luz suave y cautivadora, sofás y cojines confortables… Además, vestir ropa cómoda dentro del hogar también ayuda. 

Hygge día internacional de la felicidad.

Día Internacional de la Felicidad

El pasado 20 de marzo, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Felicidad, la ONU publicó su informe anual sobre la felicidad en 156 países, en la que el “top ten” quedó configurado de la siguiente forma: Noruega, Dinamarca, Islandia, Suiza, Finlandia, Holanda, Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Suecia. España se sitúa en el puesto 34. La clasificación se establece con los datos extraídos de numerosas encuestas sobre aspectos que inciden en la calidad de vida y la felicidad de las personas (libertad, seguridad, política, trabajo, economía, valores sociales, etc.) realizadas en los distintos Estados. Tanto el informe como este día conmemorativo se celebran desde 2013, cuando la ONU decidió centrar aún más los esfuerzos destinados a mejorar el nivel de alegría en las diferentes sociedades. Para ello, este año anunció la creación de un Consejo Global de la Felicidad que apoyará a los Gobiernos en la investigación y la aplicación de medidas que favorezcan la salud, la educación, las oportunidades laborales o el cuidado del medioambiente, entre otros, para así beneficiar el incremento del bienestar en todo el planeta. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.