Hannah Wurzinger, Juan Pablo Sifonte, Drahcir Díaz y Moisés Socas prometen mucho en el mundo musical

El Grupo Amatista cada vez suena más y mejor. Y el panorama musical debe congratularse de ello porque emana un enorme talento instrumental y acústico. Sus integrantes son jóvenes -rondan la veintena-, entusiastas y contemporáneos. Les apasiona lo que hacen y así lo transmiten. Viven y sienten cada acorde, cada letra, cada actuación. Hannah Wurzinger es la vocalista, Juan Pablo Sifonte se encarga de la batería y la percusión, Drahcir Díaz toca el violín y Moisés Socas es el guitarrista, aunque son capaces de cambiar estos roles predeterminados porque todos tocan varios instrumentos. Su música se mueve dentro del pop con toques de folk, indie o brit y atrae a públicos de diferentes edades y nacionalidades, ya que sus letras son en inglés. Tras actuar en numerosos escenarios de las Islas y haber ganado el Alisios Festival Pop en 2015, se encuentran en pleno proceso de grabación de su primer disco. Un álbum del que se espera mucho porque su proyección es muy prometedora, una tendencia positiva que consolidan con su amistad y por tener los pies en el suelo. Veamos qué nos cuentan.

amatista-03

“Hacemos pop, pero con toques de folk, indie y brit”

 

¿Cómo se conocieron y cuándo se forma el grupo?

Moisés: Dra, Juanpi y yo nos conocimos en el Conservatorio Superior de Música de Canarias cuando éramos pequeños. A Hannah la conocimos en un campamento musical de verano en Gran Canaria. Hace años, Dra y yo tocábamos en la cafetería del Conservatorio. Más tarde, formamos el Grupo Amatista con otros integrantes y realizamos algunas actuaciones como en un concierto de la Cadena 100 y en la Noche en Blanco 2012, donde fuimos teloneros de Melocos. Luego, con la entrada de Juanpi en 2013 y la de Hannah en 2014 se constituye el grupo actual y empezamos a tener actuaciones casi todos los fines de semana.

¿Por qué escogieron el nombre de Amatista?

Queríamos un nombre en español. Mientras lo pensábamos, una amiga nos propuso “Amatista” porque es una piedra con propiedades positivas. Sonaba bien y nos gustó.

“Las canciones del disco son compuestas por nosotros” 

 

¿Qué tipo de música realizan?

Nunca nos ponernos de acuerdo (risas). Hacemos pop, pero con toques de folk, indie y brit. Por ejemplo, a veces incorporamos el violín, que no es muy normal dentro del pop, pero en el folk sí, la parte brit de las guitarras, algunas canciones son R&B… No estamos cerrados en algo.

¿Por qué esa variedad de instrumentos y de estilos?

Más que nada porque nos gusta. Cada uno tiene sus gustos e influencias, pero sabemos cómo mezclarlos todos. Es como una especie de mezcla natural que sale. Por ejemplo, si oyes el formato acústico no tiene nada que ver con lo que hacemos en la parte vocal. A veces buscamos esa mezcla y otras nos sale sola.

¿Qué artistas tienen como referencia, tanto a nivel individual como de grupo?

Juanpi: Michael Jackson.

Moisés: The Beatles, Adele, Amy Winehouse…

Dra: Coldplay, Maná,  Adele…

Hannah: Birdy.

A nivel de grupo, dependiendo de lo que vayamos a hacer (pop, folk, R&B…), intentamos escuchar artistas del género en cuestión para saber cómo se hace.

¿Cómo surge la posibilidad de grabar su primer disco?

En 2016 nos pusimos a revisar y juntar todo el material que teníamos. Ya habíamos grabado tres canciones: “Memories won’t change”, “It’s time” y “You are the one” (que aún no ha salido). El objetivo siempre había sido grabar un disco. En 2016 hablamos con varias discográficas en Madrid hasta que Alberto Comesaña, cantante de “Amistades peligrosas” y amigo de nuestro manager Roberto Socas, le nombra el estudio PKO en Boadilla del Monte. Cuando entramos al estudio dijimos: “¡Wow!, ¿te imaginas grabar aquí…?

¿Por qué les sorprendió tanto para bien?

Para empezar, el ingeniero es Caco Refojo, que ha grabado con todos los artistas (David Bisbal, Alejandro Sanz, Malú, etc.) y ha ganado varios Grammy Latino. Además, se graba todo analógicamente, nos gustó el espacio donde estaba, los micros, las referencias que tenía el estudio… Estamos hablando de otro nivel. Eso se nota en las grabaciones y te da ese plus que se busca.

¿Todas las canciones las componen ustedes?

Sí, las del disco son compuestas por nosotros. Se nos ocurren ideas a todos, pero Hannah es quien las escribe en inglés.

¿Cuánto tiempo tardan desde que se les ocurre una idea hasta que la plasman en una canción?

Depende de la canción. Por ejemplo, en el disco hay una en la que terminamos la letra y la melodía en 20 minutos, mientras que hay otra que llevamos dos años y todavía no nos gusta. No es lo mismo una composición que otra y depende de la canción y el momento.

¿Las canciones siguen alguna temática concreta?

Con la música lo que queremos hacer es no ser repetitivos en cuanto al sonido porque hay discos que se graban con los mismos instrumentos todo el rato y al final la primera canción te suena igual que la última. Queremos hacer como una historia; como si fuera una película en la que escuchas diferentes estilos de música en las distintas partes. En las canciones hablamos de la naturaleza, de los sentimientos, de la fiesta, de la amistad… Nos basamos en cómo nos sentimos los cuatro en cada momento. Por ejemplo, si hacemos una canción festiva es porque en ese momento todos queríamos estar de fiesta y pasarlo bien. El reto del disco está en conseguir darle un hilo conductor.

Graban su disco en el estudio PKO en Madrid, con el ingeniero Caco Refojo, poseedor de varios Grammy Latino

 

¿Qué expectativas tienen con su primer disco?

Lo primero es acabarlo y bien. Luego, lo de siempre: que guste, venderlo, hacer conciertos, que se escuche en todas partes…

¿Cuáles son las claves para que el grupo funcione bien?

Juanpi: Somos amigos. Hacemos cosas más allá del grupo: jugamos al baloncesto, al fútbol, vamos a la playa y vemos surfear a Hannah… Estamos unidos y remamos todos en la misma dirección.

Dra: A partir de ahí, también es importante ser buenos en lo que hacemos, tener buena imagen, tener dedicación y ser un equipo.

Moisés: También tiene que haber buen rollo.

Para concluir, ¿qué sueños tienen?

Hannah: Llegar a tocar delante de mucha gente. Que vayan a verte, que se sepan tus canciones, que canten contigo…

Juanpi: Que con la música que hacemos la gente vea, sobre todo la de nuestra edad, que puede hacer cosas productivas. Motivarlos. Que vean que no estamos perdiendo el tiempo y que esto ha servido para algo.

Han editado dos sencillos, “It’s time” y “Memories won’t change”

amatista-01

Hannah participó en “La Voz Kids” Alemania 2014


Hannah pone la voz a los acordes del Grupo Amatista. Su pasión por la música es evidente y su calidad vocal lo es aún más. Afirma que para ella cantar es “una manera de expresarse y hacer sentir a la gente” y cuenta con espontaneidad que “cuando se enfadaba de pequeña cantaba para expresarse”. Aquellos inocentes berrinches musicales anunciaban a voces -nunca mejor dicho- la enorme artista que llevaba dentro; un infinito talento para cantar que salió a la luz con su participación en el afamado concurso “La Voz Kids” en Alemania, allá por 2014. Tras enviar un vídeo suyo cantando a la organización del programa, fue seleccionada, pasó las audiciones a ciegas y llegó hasta las batallas. “Si vas bien preparado, seguro de lo que vas a hacer y los tuyos te apoyan, más que sentir nervios lo que sales es a disfrutar”, comenta respecto a cantar delante de las cámaras de televisión. En definitiva, una voz fantástica y mediática. 

Una anécdota con Maná

Además del talento y la dedicación, a veces la suerte pone su granito de arena para darse a conocer y llegar al éxito. El Grupo Amatista ya ha vivido una de esas estupendas casualidades. Era sábado 22 de agosto de 2015. El día antes, el grupo Maná había actuado en el Estadio Heliodoro Rodríguez López de Santa Cruz de Tenerife y se alojaba en el Iberostar Grand Hotel Mencey ese fin de semana. Amatista amenizaba una boda en el hotel ese sábado. Las piezas encajaban. A sabiendas de que la banda mexicana podía seguir allí, los jóvenes prepararon una versión de uno de los temas de Maná, “Lluvia al corazón”, y mientras ensayaban por la mañana apareció… Sergio Vallín, el guitarrista del prestigioso grupo, que los grabó y subió el vídeo a su cuenta de Instagram. Las caras de sorpresa de los jóvenes fueron de cine. Pero ahí no terminó todo. A mediodía, durante la actuación, vieron aparecer al vocalista de Maná, Fher Olvera, por lo que terminaron rápido lo que estaban tocando para pasar a su versión de “Lluvia al corazón”. El cantante mexicano también los grabó y subió el vídeo a la cuenta oficial de Maná en Instagram. Luego, pudieron conversar con ellos un rato. Sin duda, un sueño cumplido.

 

web oficial

facebook

instagram

youtube

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.