La electricidad se suma a la combustión. En los Coches híbridos el vehículo se mueve gracias a la acción conjunta de un motor de combustión y otro eléctrico

Atascos, ruidos, emisión de gases contaminantes…

Los coches dominan las ciudades y aportan la facilidad de movernos de un lado a otro en poco tiempo -aunque muchas veces es mejor coger el transporte público-, pero también hacen daño a una entidad que, si algún día nos deja, tendremos graves problemas: el medioambiente.

Además de la contaminación acústica derivada del sonido de los motores y de los cláxones, el tránsito desmesurado y constante de los coches ha contribuido, junto con las industrias, a crear una nube de polución en varias grandes urbes del planeta, muy tóxica para la salud de las personas.

Los Coches híbridos reducen la emisión de gases contaminantes, el ruido y el empleo de combustible

Coches híbridos

La contaminación ha llegado a tal punto que muchas metrópolis se han cubierto de un manto espeso, que precisamente no es niebla ni calima, y han tenido que limitar el tráfico en sus núcleos urbanos.

Con esta situación, desde hace algunas décadas las industrias automovilísticas han investigado y trabajado en diseñar modelos más eficientes y menos nocivos para el medioambiente, mediante la incorporación, entre otras cosas, de la electricidad como protagonista en la conducción.

Un ejemplo de esos avances son los coches híbridos.

¿Qué son los Coches híbridos?

A grandes rasgos, un vehículo híbrido está compuesto por un motor de combustión convencional, que normalmente trabaja con gasolina, y otro eléctrico que coge la energía de baterías complementarias a la general y que ayuda al primero en determinadas funciones, por lo que se crea un sistema de propulsión combinado que reduce las emisiones de gases contaminantes y el ruido producidos por la conducción.

Un coche híbrido reutiliza la energía generada en algunas maniobras, como el frenado, y requiere menos gasto energético para otras como acelerar tras estar parado, con lo que se obtiene una mayor eficiencia y el consiguiente ahorro de combustible, sobre todo cuando se transita dentro de la ciudad.

Incluso, en los trazados urbanos, el motor eléctrico toma el mando y mueve el coche de manera independiente, por lo que no se emplea combustible, la emisión de gases desaparece y la conducción es más silenciosa.

Coches híbridos

Por otro lado, no hay que enchufar las baterías a la electricidad para recargarlas, ya que lo hacen con el propio movimiento del vehículo.

Como apuntes negativos, la compra de un vehículo híbrido exige un esfuerzo un poco superior al coste que se asume en uno común, debido especialmente a la mayor complejidad en su fabricación.

Asimismo, son más pesados y los materiales de sus baterías son muy perjudiciales para el medioambiente, por lo que se debe ser cuidadoso cuando se reciclen.

Datos y modelos de Coches híbridos

Según datos publicados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), en 2016 se vendieron un total de 31.019 vehículos híbridos en nuestro país, lo que se traduce en un incremento del 68% con respecto al año anterior.

Estos números son susceptibles de una lectura halagüeña y de otra un pelín más pesimista: por un lado, existe una tendencia al alza en la compra de este tipo de transportes.

Por otro lado, su presencia en el conjunto del mercado aún es testimonial, sobre todo si se tiene en cuenta que, por ejemplo, en el periodo anual pasado se vendieron 1.147.007 turismos en España, como informa Anfac.

Por tanto, todavía queda mucho camino por recorrer.

Coches híbridos

Para los que hayan pensado adquirir un coche híbrido, resulta necesario enumerar algunas referencias que son punteras en el sector. En territorio nacional, en virtud de las cifras expuestas por Anfac.

Toyota domina este mercado con sus modelos Auris, Yaris, RAV4 y Prius (10984, 5987, 4911 y 1567 unidades vendidas en 2016 respectivamente).

Completa el top 5 en ventas de vehículos híbridos en España el año pasado el Lexus NX 300h con 2417 ejemplares.

Para hacerse una idea aproximada de los precios, el Toyota Auris ronda los 17.000 euros; el Toyota Prius, uno de los pioneros en este ámbito y de los más vendidos del mundo, cuesta unos 30.000 euros, mientras que el Lexus NX 300h supera los 35.000 euros.

También hay otras marcas que venden modelos híbridos, como Honda, Ford o Nissan.

 

¿Cuándo aparecieron?

Para encontrar los primeros atisbos de un coche híbrido hay que trasladarse a Japón, cuya industria de automóviles siempre ha sido pionera en innovaciones en el sector, además de constituirse como una referencia en el mercado. El primer coche híbrido en ver la luz fue el Toyota Prius, a finales del siglo XX, que confirmó la posibilidad real de que este tipo de vehículos podían formar parte del tráfico habitual sin ningún problema. Actualmente, este modelo ya va por su cuarta generación y ocupa el primer puesto de híbridos vendidos en todo el mundo. Sin embargo, muchos expertos opinan que la primera invención de un coche híbrido corresponde al legendario Ferdinand Porsche, que ideó a principios del siglo XX un vehículo propulsado por motores eléctricos. A día de hoy, Toyota es la compañía que más coches híbridos ha vendido en todo el planeta, con más de 9 millones. 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.